Organizaciones Internacionales

Demanda de dólares en el sector público está en su nivel más bajo desde el 2019 – La Nación Costa Rica

[ad_1]

El sector público no bancario (SPNB) redujo su demanda de dólares al Banco Central de Costa Rica (BCCR) hasta su nivel más bajo desde el 2019, durante el primer trimestre de 2024, en medio de una mayor oferta de divisas en el mercado que presiona a la baja el tipo de cambio.

Según datos de las operaciones cambiarias entre el SPNB y el Banco Central, entidad encargada de vender y comprar la mayoría de los dólares a estas instituciones, la demanda neta de divisas entre el 1.° de enero y el 31 de marzo del 2024 fue de $501,5 millones.

Esta cifra representa la demanda neta más baja desde el mismo periodo del 2019, cuando alcanzó los $58,4 millones. Esta cifra resulta de la diferencia entre las compras y las ventas que ejecutan las entidades públicas con el Banco Central.

Róger Madrigal, presidente del Banco Central, explicó ante los diputados de la Asamblea Legislativa, el pasado 11 de marzo, que la demanda de las entidades se estabilizó, pero en los meses más recientes empezó a reducirse.

El jerarca del ente emisor manifestó que esta es una de las fuerzas de demanda que impacta en el tipo de cambio, cuya tendencia ha venido a la baja desde mediados del 2022 debido a una mayor oferta de divisas en el mercado.

El impacto obedece a que las entidades públicas compran y venden dólares al Banco Central, que a su vez acude al Mercado de Monedas Extranjeras (Monex) para satisfacer esa demanda. Antes se atendían los requerimientos día a día, pero ahora el emisor puede adelantarse a esas peticiones.

En Costa Rica, el Monex es el mercado donde se establece el tipo de cambio de referencia, utilizado para definir el precio de compra y venta del dólar en las ventanillas de las entidades financieras. Según Madrigal, hay entidades que son demandantes usuales de dólares, aunque no se refirió a cuáles son.

Grandes demandantes

El Ministerio de Hacienda es una de las entidades públicas que redujo su demanda de dólares en el 2024. Hasta el 23 de marzo, no había realizado transacciones de compra de divisas, mientras que vendió $350 millones, según datos proporcionados por la Tesorería Nacional.

La última vez que Hacienda se quedó sin comprar divisas en un primer trimestre fue en el 2020. En el 2021 adquirió $310 millones y no registró ventas; en el 2022, $130 millones, también sin ventas; y en el 2023 compró $100 millones y vendió $110 millones.

El economista Daniel Ortiz, director ejecutivo de Consejeros Económicos y Financieros (Cefsa), afirmó que la menor demanda puede justificarse por el hecho de que el Gobierno ha podido acceder a mayor financiamiento externo en dólares en comparación con otros años.

Hacienda recibió dinero de créditos internacionales con el Fondo Monetario Internacional (FMI), así como por la colocación de deuda externa por medio de eurobonos, en el 2023. Este año se prevé la colocación de $1.000 millones más en valores de deuda externa.

Carlos Fernández, exgerente del Banco de Costa Rica (BCR), explicó que el Gobierno no tiene la necesidad de comprar dólares porque no ha solicitado al Banco Central monetizar todas las divisas recibidas por este tipo de financiamientos, que tiene depositados en las cuentas de la autoridad monetaria.

Ortiz señaló que la caída en el precio del dólar también influye en una menor demanda de la divisa. Sin embargo, destacó que esta coyuntura es temporal, pues Hacienda tiene importantes compromisos de deuda, lo que podría reactivar la compra de dólares.

La Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope), otro de los grandes operadores de divisas, también redujo la compra de dólares al BCCR, pasando de $612,3 millones, en el primer trimestre del 2023, a $510,7 millones al 22 de marzo del 2024, según cifras compartidas por la entidad. Sin embargo, este último monto es mayor que el del 2022, 2021, 2020 y 2019.

La factura petrolera también muestra un descenso después de haber aumentado en el 2021 y 2022. Los datos del Departamento de Comercio Internacional de Recope confirman que en el 2022 pagaron $2.514 millones por 21,1 millones de barriles.

Mientras que en el 2023, la factura fue de $2.383 millones a cambio de 23,8 millones de barriles. Hasta febrero del 2024, destinaron $391,9 millones por 4,1 millones de barriles, según consta en los datos de la entidad.

El precio promedio del barril pasó de $100 en el 2022, a $95,5 en lo que va del 2024, lo que requiere menos dólares para adquirir el producto. El índice de precios internacionales de materias primas importadas al país, que incluye el petróleo crudo, se mantiene en negativo desde julio del 2022.

La Nación solicitó los datos sobre compra y venta de dólares al Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), pero al cierre de edición no hubo respuesta.

Compras se reducen

Ante este escenario, el Banco Central también redujo la compra de dólares en el Monex para satisfacer la demanda del sector público. Al 31 de marzo de 2024, la entidad monetaria adquirió $546,3 millones, muy por debajo de los $2.027 millones comprados en el mismo periodo del año pasado.

Los datos de la autoridad cambiaria muestran una variación interanual negativa desde julio del 2023 en este indicador, lo que evidencia un menor ritmo de compras por requerimientos del sector público no financiero en este mercado.

Rodrigo Cubero, expresidente del Banco Central, explicó que la reducción de la demanda de dólares por parte del sector público tiene como consecuencia que el ente emisor debe salir a comprar menos divisas en el mercado.

Sin embargo, este economista destacó que la autoridad monetaria puede salir a comprar dólares en el mercado, pero bajo la figura de operaciones propias, que tienen como propósito fortalecer las reservas monetarias internacionales.

“El Banco Central tendría que seguir poniéndole todavía más peso a su intervención para acumulación de reservas, frente a lo que sería simplemente suplir la necesidad del sector público no bancario”, explicó Cubero.

El expresidente del BCCR señaló que la menor demanda del sector público implica una reducción en el volumen de compras del Banco Central en el Monex, lo que representa una fuerza hacia la apreciación del tipo de cambio, a menos que refuerce sus operaciones de compra de divisas para acumular reservas.

Al 21 de marzo, el saldo total de reservas monetarias era de $13.324 millones, según datos del BCCR. Solo en el primer trimestre del 2024, el emisor adquirió $1.129 millones para alimentar el saldo, mientras que en el mismo periodo del 2023 no ejecutó compras para ese fin.

El monto de compras para alimentar reservas en lo que va de este año representa casi el 60% de los $1.899 millones adquiridos por la autoridad monetaria en el Monex durante todo el año pasado, con dicho propósito.

[ad_2]

Source link

Pablo Sanchez

Sumergido en el vasto mar de las palabras y esculpiendo historias como un artesano, soy Pablo Sánchez, un Artesano de la Escritura Digital que transforma ideas en relatos cautivadores. Mi formación en la Universidad Pompeu Fabra me brindó el cincel del conocimiento. Como un orfebre de letras, mis escritos se despliegan desde los escenarios de eventos internacionales hasta los entresijos de la política, desde las aulas de educación hasta las luces del entretenimiento y las maravillas del medio ambiente. Cada palabra es una pincelada de autenticidad, tejida con el hilo de la transparencia. Acompáñame en este viaje donde las letras se convierten en notas de un concierto de conocimiento, donde la política comparte escenario con la educación, donde la diversión se entrelaza con la conciencia ambiental y donde cada página es un lienzo en blanco para crear mundos de imaginación.

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button
[xyz-ips snippet="footer"]