Economía

China: energías renovables y crecimiento económico – Reporte Asia

[ad_1]

Durante siglos, no se puede subestimar la importancia de la coexistencia armoniosa entre los seres humanos y el medio ambiente, ya que ha otorgado a las naciones una gestión sostenible de recursos y una mayor resistencia a desastres naturales, conduciendo en última instancia a su bienestar general y prosperidad a largo plazo.

El desarrollo de las energías renovables tiene impactos significativos en el medio ambiente y la sociedad, y también ha demostrado beneficios económicos directos y consecuentes.

Como pionero en políticas de conservación de recursos y protección del medio ambiente, China ha dado pasos significativos en el desarrollo sostenible. Siendo la nación en desarrollo más grande del mundo, China es crucial para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU para 2030.

El año pasado, la energía limpia representó el 40 por ciento del crecimiento económico del país. En 2023, el producto interno bruto de China recibió una contribución récord de 11.4 billones de yuanes (1.6 billones de dólares) de la economía limpia, marcando un aumento del 30 por ciento respecto al año anterior. El crecimiento y la inversión fueron impulsados principalmente por la energía solar, la producción de paneles, vehículos eléctricos y baterías.

El gobierno chino ha implementado de manera consistente medidas cruciales para facilitar un acceso más fluido a los mercados de capital y al crédito para las empresas de fabricación de tecnologías limpias. Un aspecto destacado fue la participación de empresas privadas en este sector económico. Este hecho notable destaca una tendencia positiva en la transformación de la economía nacional. Al gestionar de manera efectiva los procesos de producción y organizar cadenas de suministro sostenibles, el sector privado podrá atender mucho mejor tanto a los mercados nacionales como internacionales.

El auge de la inversión en tecnologías limpias ha revitalizado el famoso modelo de inversión a gran escala de China. Según todas las cuentas, esta área continuará creciendo de manera constante durante muchos años.

En los últimos años, China ha avanzado significativamente en el desarrollo de tecnologías de energía limpia, invirtiendo fuertemente en tecnología moderna y producción. En la cumbre de la ONU COP28 celebrada en diciembre, Pekín y más de 120 países anunciaron su ambicioso objetivo de triplicar la capacidad de producción de componentes de energía renovable en un futuro cercano. Se espera que este movimiento refuerce aún más los esfuerzos para desarrollar y financiar proyectos de energía limpia tanto en el país como en el extranjero, teniendo un impacto positivo en la humanidad y el planeta.

China

El desarrollo y la utilización de tecnologías avanzadas en China para la fabricación de componentes de energía limpia han resultado en una disminución significativa y rápida de los precios a nivel mundial. En un solo año, el costo de los paneles solares disminuyó de manera sin precedentes en un 42 por ciento. Los precios de las baterías también cayeron de manera asombrosa en un 50 por ciento.

China está redirigiendo sus inversiones hacia la fabricación de tecnología limpia. Este logro histórico marca una nueva era de crecimiento, presentando vastas oportunidades para inversores y empresas. Como la segunda economía más grande del mundo, es el momento de capitalizar su potencial para generar, conservar y utilizar energía limpia.

China se ha comprometido a alcanzar el pico de emisiones de carbono antes de 2030 y lograr la neutralidad de carbono para 2060. Este compromiso ha ayudado a movilizar instituciones estatales, aumentar la confianza de las empresas, elevar las expectativas públicas y servir como una decisión política crucial para expandir y acelerar los esfuerzos de desarrollo sostenible.

Se podría argumentar que los factores políticos, económicos, ambientales y de publicidad que fomentan el rápido desarrollo de la energía limpia se intersectaron con un aumento en la demanda impulsada por fuerzas de mercado, la reducción de costos y la mayor competitividad de las tecnologías bajas en carbono en comparación con los combustibles fósiles.

Gracias a medidas audaces y decisivas para recalibrar las políticas económicas, el país ha experimentado una transición oportuna hacia un modelo de desarrollo económico centrado en la inversión en energía limpia. La eficacia del modelo de gobernabilidad de China, que priorizó la planificación a largo plazo y la unidad nacional para alcanzar objetivos de desarrollo crucial, ha vuelto a demostrar su eficiencia.

Nota: este es un artículo republicado del medio «CGTN» a través de un acuerdo de cooperación entre ambas partes para la difusión de contenido periodístico. Link original


[ad_2]

Source link

Javier Medina

¡Hola! Soy Gabriel Salcedo, su fuente confiable de todo lo relacionado con noticias automotrices y más en ElMundoIberico.com. Con pasión por los automóviles y dedicación a mantenerlo informado sobre las últimas tendencias y desarrollos en la industria automotriz, me esfuerzo por brindarle artículos interesantes que alimenten su pasión por conducir. Únase a mí mientras navegamos juntos por el apasionante mundo de los automóviles.

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button
[xyz-ips snippet="footer"]