Automovilismo

Unos 70 vehículos clásicos participaron de una carrera de autos de Recoleta a Tigre – zonanortehoy


“Estamos muy orgullosos de participar de un evento de este estilo, porque nos permite demostrar nuestra pasin a todo el publico”, indic a Tlam, Jorge Vzquez, dueo de un Ford T color negro e integrante de la Asociacin de Autos Antiguos de Crdoba, en alusin al llamado Gran Premio Recoleta Tigre.

Segn el dueo, quien usaba un traje de color negro y un sombrero alargado, el automvil se encontraba en un galpn de Belle Ville en Cordoba, en estado de abandono y que tuvo que hacer un largo trabajo para poder restaurar esa pieza clsica.

“Lo ms complicado fue restaurar el motor, porque hay piezas que son muy difciles de conseguir, pero gracias a muchos conocidos pude lograr restaurarlo”, dijo Vzquez, quien se encontraba con su pareja y su hijo, quienes tambin vestan trajes antiguos.

En el espacio en donde se agrupaban los vehculos, las personas que se encontraban en la zona norte portea se acercaban con curiosidad y mucho inters a los autos antiguos, donde pedan fotos y videos con los autos.

Roberto Suarez es dueo de un Dodge de 1915 de color negro, que llamaba la atencin por el ruido de bocina colocado en la parte derecha del vehculo, e integra una agrupacin de autos antiguos de Rio Negro.

Suarez, quien se encontraba con su hijo, reconoci que su pasin por los autos se lo debe a su padre, quien trabaj mucho tiempo como mecnico.

“Este auto es el fruto de mucho tiempo de trabajo y esfuerzo, porque le dediqu muchas horas, das y meses de mi vida. Es parte de mi familia”, dijo emocionado el conductor que portaba una gran pipa.

Con el numero 5 en el frente y una bandera de Entre Ros flameando en la parte trasera, Omar, condujo un Chevrolet Roadster de 1927, cuyos bordes de color dorado, brillaban en la maana, en donde el humo de los caos de escape ambientaban la escena recoletiana.

Mientras tomaba un caf y revisaba los detalles del vehculo, Omar, que tena una gorra de cuero, similar al estilo representado por Pierre Nodoyuna del dibujo animado los Autos Locos, remarc: “me gusta participar de estos encuentros porque est bueno conocer a otros colegas que tengan la misma pasin por los fierros igual que yo”.

Sobre este tema, indic: “Siempre tuve el sueo de tener un auto de este estilo y en 2014, gracias a unos conocidos que lo encontraron, tuve la posibilidad de tener mi vehculo de este tipo”.

En el encuentro tambin participaron y se exhibieron motos antiguas de principios del siglo XX, con diversos estilos y cuidados, que atraan la vista del espectador.

Marcelo Mrquez, motociclista y coleccionista de motos, era dueo de una Harley Davidson de 1925 color verde, cuyo ruido generado por su motor se llev todas las miradas.

“Este es un legado familiar, lo tuvo mi abuelo, luego padre y luego me lo dej a mi. Lo cuido ms que mi vida”, reconoci el motociclista de 55 aos, oriundo de San Fernando.

Con el nmero 1 en una calcomana, un automvil Anasagasti de 1912, uno de los primeros autos de fabricacin nacional, propiedad del Club de Automviles Clsicos, se destacaba con palancas de cambio de color dorado, una gran bocina de color negro, el techo recubierto por una tela blanca y asientos de cuero original.

“Este auto es uno de los primeros de fabricacin nacional y cuyo motor, a pesar del paso del tiempo se mantiene como original”, cont Manuel, uno de los restauradores del vehculo, mientras trataba de hacer arrancar el rodado de manera manual.

El Club de Automviles Clsicos de la Repblica Argentina recre la primera carrera en ruta abierta para automviles en nuestro pas; que tuvo lugar el 9 de diciembre de 1906 entre el elegante barrio de la Recoleta y la localidad de Tigre, organizada por el recientemente fundado Automvil Club Argentino (1904) y dividida en dos etapas.

La reedicin de esta histrica carrera es un homenaje a uno de los ms importantes eventos en la historia del automovilismo argentino y es tambin el evento ms importante para automviles veteranos en Amrica Latina.

Hoy la carrera parti desde la avenida Quintana entre Ayacucho y el histrico bar La Biela, donde los participantes desayunaron antes de la largada, que fue saludada con pauelos por el pblico que paseaba por la Recoleta. Tlam.





Source link

Elena Garcia

Sumergiéndome en el océano de las palabras y tejiendo narrativas como hilos de un lienzo, soy Elena García, una Artista Verbal del Blogging que convierte letras en mundos cautivadores. Mi travesía en la Universidad Autónoma de Barcelona coloreó mi pluma con la paleta del conocimiento. Como una tejedora de historias, mis escritos se despliegan desde las esferas de las noticias internacionales hasta el resguardo de la seguridad global, desde los misterios de la ciencia hasta los engranajes de la industria automotriz y los tesoros de la literatura. Cada palabra es una pincelada de autenticidad, entrelazada con el hilo de la transparencia. Acompáñame en este viaje donde las letras cobran vida, donde la seguridad se entrelaza con la ciencia, donde las máquinas se fusionan con las palabras y donde cada párrafo es un reflejo de la vasta riqueza de la literatura.

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button