Política

Dejar a un lado la política – El Periódico de Extremadura


Qué curioso resulta escuchar habitualmente a la extrema derecha expresiones como ‘dejar a un lado la política’ cuando se quiere afrontar algún asunto de interés general. Pero más curioso es la coincidencia que resulta cuando te percatas que este tipo de apelaciones se suele hacer siempre que haya que realizar una reivindicación a los gobiernos socialistas..

A ello se suma el hecho que supone que pretenden desprestigiar a las organizaciones legalmente representativas de cada sector y competentes en los temas demandados. Es por ello habitual que se quieran poner detrás de las Plataformas que surgen en paralelo a las Asociaciones existentes. 

De esta forma, se involucran desde dentro e intentan controlar sin dar la cara, dado que su nombre, previsiblemente, ‘mancha’ el sentido de la protesta o al menos le quita valor, fundamentalmente para aquellos que, ingenuamente piden soluciones a sus problemas.

Estamos asistiendo, tanto desde las redes sociales, como desde los pronunciamientos que hacen algunos responsables de las derechas en las tribunas desde las que se dirigen a los medios de comunicación, a postulados en las que parece que han hecho un curso acelerado de ‘Introducción a la Democracia’, pero de una manera muy peculiar. 

Se significa su representatividad de manera muy generalizada, asumiendo el todo por las partes. Si es cierto que han sido capaces de formar mayorías, no lo es menos el respeto que se debe, ya sea al resto de la ciudadanía representada por la oposición, como a las organizaciones sociales con las que puntualmente puedan o no coincidir en cuestiones de actualidad. De ahí su presunto deseo de alejarse de la política.

Pues no. Deben saber que, en puridad, todo es política. Salvo para los nostálgicos del antiguo régimen, que todavía se resguardan en aquel dicho de ‘no meterse en política’. También para aquellos que, para ocultar su significación extremista o radicalmente conservadora, dicen que son ‘apolíticos’.

Creo que, en realidad, lo que sucede es que están confusos. No entienden la diferencia entre hacer un frente común por parte de todas las fuerzas políticas y sociales o con el conjunto de la sociedad, con el hecho de pedir que se hagan las cosas ‘fuera de la política’.

Eso sí, lo hacen sin renunciar a sus escaños ni a sus salarios como políticos. Algo similar a cuando pregonan que no creen en el Estado de las Autonomías, mientras ocupan puestos de responsabilidad en los ejecutivos regionales formando parte de sus Gobiernos.

Una vez más, ¡Cuánta falta hace la formación en valores democráticos!

*Historiador 



Source link

Pablo Sanchez

Sumergido en el vasto mar de las palabras y esculpiendo historias como un artesano, soy Pablo Sánchez, un Artesano de la Escritura Digital que transforma ideas en relatos cautivadores. Mi formación en la Universidad Pompeu Fabra me brindó el cincel del conocimiento. Como un orfebre de letras, mis escritos se despliegan desde los escenarios de eventos internacionales hasta los entresijos de la política, desde las aulas de educación hasta las luces del entretenimiento y las maravillas del medio ambiente. Cada palabra es una pincelada de autenticidad, tejida con el hilo de la transparencia. Acompáñame en este viaje donde las letras se convierten en notas de un concierto de conocimiento, donde la política comparte escenario con la educación, donde la diversión se entrelaza con la conciencia ambiental y donde cada página es un lienzo en blanco para crear mundos de imaginación.

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button