Eventos Mundiales

El fenómeno rumano David Popovici se lleva el primer gran chasco de su carrera – MARCA.com


Precedido por el temblor sísmico que él mismo desencadenó el año pasado en la natación mundial, el rumano de 18 años David Popovici ha experimentado por primera vez lo duro que resulta la derrota cuando se parte como favorito. Ha sucedido en la final de los 200 metros libre, una prueba en la que se colocó en una dimensión superior hace un año, acercándose al récord asistido por los bañadores de poliuretano del alemán Paul Biedermann.

Popovici había sido el lunes el más rápído en las semifinales, 1:44.70, dos segundos por encima de su marca personal. Dio alguna señal que suscitaba ciertas interrogantes: no terminó como acostrumbra. Podía atribuirse a la prudencia que le aconsejaba guardar fuerzas después de haberse probado.

En la final repitió su proceder habitual. Un hombre que nada en menos de 47 segundos los 100 libre es incapaz de refrenarse. Le pasaba a otros grandes campeones en las dos distancias, como el neerlandés Pieter van den Hoogenband. Les resulta natural lanzarse a una velocidad que pocos pueden seguir. Cubrió el hectómetro en 50.18, casi como Biedermann en 2009, y se mantenía claramente en cabeza en el último viraje, con ocho décimas de margen sobre otro nadador que acostumbra a ser valiente, el coreano Sunwoo Hwang.

Pero Popovici no calculó bien su esfuerzo y pinchó en los último 50, donde él suele dar la estocada final. Esta vez fue el más lento y se le echaron encima los británicos Matt Richards y Tom Dean, y Hwang. Tocó primero Harris (1:44.30), dos centésimas después Dean y tercero el coreano (1:44.42) . Es el segundo doblete de alcurnia que Gran Bretaña logra en esta prueba tras el que protagonizaron Dean y Ducan Scott en los Juegos de Tokio.Su relevo de 4×200 no pude pintar mejor.

El rumano, cuarto, fue más lento que en semifinales (1:44.90) y su cara de incredulidad al término de la prueba reflejaba la decepción que le produjo su propio rendimiento. Él se medía consigo mismo y salió derrotado en la comparación. Los genios, y Popovici lo es en su ámbito, también están expuestos a reveses imprevistos.

McKeown se saca la espina

En la primer jornada de la natación en línea se produjo una circunstancia que ha levantado polémica. La australiana Kayle McKeown fue descalificada en las semifinales de los 200 estilos, prueba en la que era una de las favoritas, por un volteo irregular en la transición del estilo de espalda a la braza. No había dudas de que violó el reglamento. Tres nadadoras fueron descalificadas en esa carrera. La controversia se produjo cuando la estadounidenses Alex Walsh incurrió en la misma infracción y de forma más acusada en la final, donde fue segunda, pero los jueces no la sancionaron.

McKeown afrontaba la final de los 100 espalda, cuyo récord mundial posee, en duelo muy esperado con la estadounidense Regan Smith. Este fue la más rápida por mitad de la prueba y se destacó aún un poco más gracias al nado subacuático que apuró hasta el límite de los 15 metros. Es una marca distintiva de los nadadores que se entrenan con Bob Bowman -como el francés Leon Marchand- en Arizona.

Pero la australiana empezó a remontar y se impuso un nuevo récord de los campeonatos, 57.52, sólo ocho centésimas por encima de su plusmarca mundial. Smith fue segunda (5779) y el bronce fue para la otra estadounidense, Katharine Berkoff (58.25), hija de David Berkoff, uno de los pioneros en el nado subacuátíco cuando éste no estaba limitado, y subcampeón olímpico de esta prueba en Seúl 88.



Source link

Pablo Sanchez

Sumergido en el vasto mar de las palabras y esculpiendo historias como un artesano, soy Pablo Sánchez, un Artesano de la Escritura Digital que transforma ideas en relatos cautivadores. Mi formación en la Universidad Pompeu Fabra me brindó el cincel del conocimiento. Como un orfebre de letras, mis escritos se despliegan desde los escenarios de eventos internacionales hasta los entresijos de la política, desde las aulas de educación hasta las luces del entretenimiento y las maravillas del medio ambiente. Cada palabra es una pincelada de autenticidad, tejida con el hilo de la transparencia. Acompáñame en este viaje donde las letras se convierten en notas de un concierto de conocimiento, donde la política comparte escenario con la educación, donde la diversión se entrelaza con la conciencia ambiental y donde cada página es un lienzo en blanco para crear mundos de imaginación.

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button