Entretenimiento

Cómo ha evolucionado el cine y la televisión en los últimos seis años – Hobby Consolas


Una reflexión personal sobre cómo la industria ha ido adaptándose a los cambios de la sociedad. 

Cuando empecé a trabajar en HobbyConsolas hace seis años no era más que una joven periodista a la que le gustaba el cine y la televisión. Sin embargo, ahora que dejo este medio que tantas oportunidades me ha dado, puedo decir que soy una profesional que ha crecido, en todos los aspectos de su vida, al lado de una industria que no ha parado de evolucionar. 

Por casualidades de la vida, mis artículos en HobbyConsolas, ahora renombrado como HobbyCine, se empezaron a publicar en febrero de 2018, justo el mismo mes en el que me despido del puesto de redactora, gracias al que he podido ser testigo de cómo ha cambiado el mundo audiovisual en menos de una década. 

Pues en 2018, la testosterona desbordaba los grandes taquillazos del cine que siempre estaban copados por los superhéroes de Marvel. De hecho, fue en esa época en la que se empezó a utilizar la terminología “evento cinematográfico” cuando se estrenaron las dos últimas películas de Vengadores, Infinity War y Endgame, que atraían a millones de personas a las salas de cine en todo el mundo.

Sin embargo, 2023 ha terminado con los estrenos de Marvel en caída libre en la taquilla y con una película producida, escrita, dirigida y protagonizada por mujeres batiendo todos los récords de recaudación. Barbie ha reconfirmado el gran talento de Margot Robbie y ha colocado a Greta Gerwig como una de las grandes directoras del momento.

Pero al igual que le sucedía a las películas de Marvel, los Óscar tampoco le han dado toda la consideración que se merece. Desde luego, hay cosas que nunca cambian, y la Academia de cine de Hollywood parece que es una de ellas, aunque este año cuente con mucha más representación femenina que en 2018. 

Los servicios de streaming se han reproducido como setas 

Pero no solo ha cambiado la gran industria del cine, sino también la de la televisión, o mejor dicho, la del VOD (Video On Demand). Cada vez hay más servicios de streaming disponibles, pero esto no es del todo malo, pues la gran ambición por conseguir muchos más suscriptores que el otro, ha hecho que se hagan cada vez más y mejores historias. 

¿Quién se iba a imaginar que iba a triunfar una serie sobre adolescentes y sexo donde los personajes más extraños son los más normativos? Pues Sex Education lo ha hecho durante cinco temporadas en Netflix. O ¿quién iba a pensar que iba a triunfar una clásica comedia romántica protagonizada por dos hombres, uno de ellos un príncipe de Inglaterra? 

Pues lo ha conseguido Rojo, blanco y sangre azul en Prime Video. Y todavía hay más, pues ¿quién iba a imaginar que en una serie que adapta un videojuego sobre un apocalipsis zombie se iba a atrever a tratar temas como la identidad de género, el amor homosexual o la dificultad de encajar en el mundo? Todo un hito marcado por The Last of Us que ya tiene en marcha su segunda temporada. 

Solo unos pocos ejemplos de este último año que demuestran cómo la industria cultural se adapta mucho más rápido a los cambios de la sociedad que cada vez demanda más historias diferentes, voces nuevas y desafíos constantes en las reglas establecidas para hablar de amor, género o respeto. 

No solo ha cambiado el cine, también el periodismo 

Y al igual que el cine y la televisión, también ha cambiado la forma de contarlo, especialmente después de la pandemia de la COVID-19, pero también en lo referido a temas que podían verse como “delicados” y de los que ahora no hay duda de informar. 

Al “review bombing” por fin se le llama por su nombre y no hay duda a la hora de informar sobre aquellos supuestos espectadores que pretenden hundir trabajos audiovisuales simplemente por el hecho de que haya mujeres protagonistas o se muestren relaciones homosexuales. Tampoco se da a la espalda a las agresiones sexuales, ni a nombrar y señalar a aquellos que las cometen. 

En la cara más amable de la profesión también ha habido cambios, pues el hecho de que una pandemia nos tuviese a todos encerrados en casa provocó que las distribuidoras de cine y televisión se planteasen otra forma de promocionar sus productos dando la oportunidad de entrevistar a actores, actrices, directores y guionistas a través de videollamada.

Y aunque siempre es mejor hablar en persona, esto me ha permitido tener charlas con personas que nunca me habría imaginado o asistir a ruedas de prensa con repartos llenos de estrellas. Eso sí, siempre gracias a todas las personas que están detrás de HobbyConsolas que me han dado oportunidades infinitas. 

Mi tiempo en HobbyConsolas se resume en lo mucho que he aprendido, lo mucho que he crecido y lo mucho que he aprendido a amar al cine y la televisión. Y aunque me despido de mi tiempo como redactora, me quedo para siempre como lectora. ¡Gracias!



Source link

Pablo Sanchez

Sumergido en el vasto mar de las palabras y esculpiendo historias como un artesano, soy Pablo Sánchez, un Artesano de la Escritura Digital que transforma ideas en relatos cautivadores. Mi formación en la Universidad Pompeu Fabra me brindó el cincel del conocimiento. Como un orfebre de letras, mis escritos se despliegan desde los escenarios de eventos internacionales hasta los entresijos de la política, desde las aulas de educación hasta las luces del entretenimiento y las maravillas del medio ambiente. Cada palabra es una pincelada de autenticidad, tejida con el hilo de la transparencia. Acompáñame en este viaje donde las letras se convierten en notas de un concierto de conocimiento, donde la política comparte escenario con la educación, donde la diversión se entrelaza con la conciencia ambiental y donde cada página es un lienzo en blanco para crear mundos de imaginación.

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button