Ciencia

6 inventos árabes que utilizamos a diario y cuyo origen desconocías – Muy Interesante México


Por su raíz etimológica, ciencia quiere decir conocimiento en latín. En esta lógica, un científico es aquel que produje, pergeña, posee conocimiento. Sin embargo, cuando se piensa históricamente en aquellos dedicados a conocer, mucho se habla de los inefables eruditos europeos. Generalmente, de las academias de las potencias poderosas de Occidente. Este sesgo eurocentrista deja de lado una tradición milenaria de científicos e inventores árabes, cuyas aportaciones contribuyen al flujo de la vida cotidiana sin que reparemos en ellas:

Primera universidad

Foto: Getty Images

Foto: Getty Imagescientíficos árabes

En el año 859 d.C., fue una mujer árabe acaudalada la primera en fundar una universidad. Se llamó Fatima Al-Fihri y, con los recursos de su familia de comerciantes, abrió las puertas de la Universidad de al-Qarawiyyin en Fez, del actual Marruecos. Originalmente empezó como una mezquita “con fines educativos”, en la que se impartían estudios islámicos, matemáticas, astronomía y ciencias de la salud.

Hoy en día, la institución persiste como una universidad propiamente establecida —y en funciones. De acuerdo con la UNESCO, se trata de la casa de estudios más antigua de la que se tiene registro. Además, cuenta con una de las bibliotecas más ricas y diversas de Medio Oriente, que está abierta para que los estudiantes y profesores accesen libremente.

Te sugerimos: Así fue como Tolomeo, hace más de 2000 años, le dio nombre a las constelaciones

Álgebra

Foto: Getty Images

Foto: Getty Imagescientíficos árabes

Hoy en día, se considera al científico árabe Mohammed ibn Musa al-Khwarizmi como el abuelo común de las ciencias computacionales. Esto es así porque desarrolló, por primera vez en la historia, el álgebra: la base de los algoritmos matemáticos. Además de esto, estableció el sistema numérico arábigo, que Occidente heredó íntegramente.

A partir de sus estudios, se instituyó al álgebra como una ciencia exacta separada. Originalmente, viene de la palabra árabe “Al-jabr”, y muchos de sus postulados teóricos —como la reducción, completar el cuadrado y la cancelación de términos semejantes— se siguen estudiando en la actualidad.

Pluma fuente

Foto: Getty Images

Foto: Getty Imagescientíficos árabes

A Al-Tamimi se le atribuye el invento de la pluma fuente, un elemento fundamental para la caligrafía preciosista en el mundo árabe. Con él empiezan los registros de plumas estilográficas, a partir de un tomo que escribió él mismo con su desarrollo técnico: Kitab al-Majalis wa ‘l-musayarat (973 d.C.).

Las estrictas exigencias de la época para redactar edictos y documentos oficiales no permitían que la tinta se desparramara sobre los pergaminos. Por esta razón, Al-Tamimi inventó un artefacto que no dejara manchas molestas sobre los textos escritos a mano. La idea era simple: una pluma que contuviera una cápsula de tinta en su interior, de manera que pudiera bajar con la fuerza de la gravedad sin ensuciar el papel.

Cheque

Foto: Getty Images

Foto: Getty Imagescientíficos árabes

Una de las transacciones bancarias más comunes en la actualidad fue ideada por un científico árabe de nombre desconocido. Se tiene registro de que la palabra original para hacer referencia a este documento era “saqq“, y que era ampliamente utilizado en el mundo árabe antiguo.

De la misma manera, se sabe que fue una manera de facilitar la compraventa de productos en intercambios mercantiles de grandes magnitudes. Además de facilitar el intercambio comercial, era una manera más segura de transportar cantidades significativas de dinero, sin traerlo en efectivo o en doblones de oro. Algunos de los cheques árabes del siglo IX se conservan como evidencia de las relaciones entre Bagdad y China, por ejemplo.

Café

Foto: Getty Images

Foto: Getty Imagescientíficos-árabes-café;

Uno de los mitos más concurridos para explicar el nacimiento de la relación entre los seres humanos y el café data del siglo IX, en Etiopía. Se dice que un pastor de cabras, llamado Khalid, observó a su ganado mascar las frutas directamente de la vaina. De esta manera, decidió probarlas. Eventualmente se dispuso a hervirlas.

Fue así como, con el paso del tiempo, la bebida se popularizó y alcanzó la totalidad del mundo árabe. No llegó al mundo Occidental sino hasta 1650, cuando un comerciante turco estableció la primera cafetería en Londres, Inglaterra. Desde entonces, es quizá la bebida más popular en todo el mundo.

Jabón en barra

Foto: Getty Images

Foto: Getty Imagescientíficos árabes

Se sabe que los babilónicos fueron los primeros en usar un material parecido al jabón 2 mil años antes de nuestra era. Sin embargo, los primeros en desarrollar el jabón en barra como lo conocemos en la actualidad fueron los científicos e inventores árabes. Los primeros registros que se tienen datan de la Edad de Oro Islámica, cuando se combinaron elementos vegetales con sodio, aromáticos y aceite de oliva.

Este desarrollo clave para la industria de cosmética contemporánea se le atribuye a un erudito persa: Zakariya al-Razi, quien escribió algo similar a un recetario con las fórmulas para sus jabones sólidos. A partir de entonces, el mundo árabe exportó este artículo a todas sus entradas comerciales, como un elemento de higiene exótico para otras civilizaciones.

 

Sigue leyendo:

El día en el que Isaac Newton se clavó una aguja en el ojo para demostrar un principio físico

El misterio de la ‘Mona Lisa egipcia’, la obra maestra pintada hace 4 mil 600 años



Source link

Elena Garcia

Sumergiéndome en el océano de las palabras y tejiendo narrativas como hilos de un lienzo, soy Elena García, una Artista Verbal del Blogging que convierte letras en mundos cautivadores. Mi travesía en la Universidad Autónoma de Barcelona coloreó mi pluma con la paleta del conocimiento. Como una tejedora de historias, mis escritos se despliegan desde las esferas de las noticias internacionales hasta el resguardo de la seguridad global, desde los misterios de la ciencia hasta los engranajes de la industria automotriz y los tesoros de la literatura. Cada palabra es una pincelada de autenticidad, entrelazada con el hilo de la transparencia. Acompáñame en este viaje donde las letras cobran vida, donde la seguridad se entrelaza con la ciencia, donde las máquinas se fusionan con las palabras y donde cada párrafo es un reflejo de la vasta riqueza de la literatura.

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button