Política

La fiebre de los partidos políticos: ¿qué tan bueno es para la democracia en Colombia? – El Tiempo


Tras el cierre oficial de inscripciones para las elecciones de octubre, el registrador nacional, Alexander Vega, catalogó el incremento de la participación del 13,73 por ciento como “un triunfo de la democracia y de la organización electoral”.

En comparación con las elecciones del 2019, para esta oportunidad hubo un total de 132.533 registros, 15.987 más. Una de esas razones obedece al aumento de partidos políticos inscritos.

Temas relacionados


Para las elecciones pasadas, 16 partidos contaban con personería jurídica. Hoy los partidos conformados e inscritos son 35. Según la Misión de Observación Electoral (MOE), el 26 por ciento de las candidaturas en el país son de estos nuevos movimientos.

Mauricio Vela, coordinador del observatorio de la MOE, explica que este incremento obedece a una “flexibilización” del Consejo Nacional Electoral (CNE) producto de diferentes sentencias de la Corte.

Uno de los casos más conocidos fue el de la Colombia Humana. Según el artículo 108 de la Constitución, un movimiento político recibe la personería jurídica cuando alcanza el umbral necesario en unas elecciones legislativas.

Además: El aterrador pasado del asesino de 3 mujeres que mató a su última víctima en la cárcel

En el caso del entonces senador, para las elecciones del 2018 su movimiento había participado en elecciones presidenciales.

El líder de la Colombia Humana interpuso una acción de tutela contra el CNE por desconocer su partido como parte de la oposición al Gobierno Nacional, según los acuerdos de paz. Es así como logró mantener la personería y permitir que otros movimientos de oposición puedan llegar a conformarse.

Es así como Rodolfo Hernández consiguió la personería jurídica de su partido Liga de Gobernantes Anticorrupción tras quedar segundo en las elecciones presidenciales del 2022.

Otro caso fue el del Nuevo Liberalismo, cuando vía tutela, Gloria Pachón de Galán (viuda de Luis Carlos Galán) y otras personas señalaron que en los acuerdo de paz se indicó que los movimientos políticos que en el pasado tuvieron personería jurídica y en razón de la violencia desaparecieron, tienen derecho al restablecimiento de esta a efectos de ampliar y profundizar la democracia participativa.

Le puede interesar: Así funciona el poder político de Dilian Francisca Toro en el Valle del Cauca

¿Democráticos o personalistas?

Vela considera que la conformación de tantos partidos puede llegar a confundir a los votantes.

“Se supone que darle mayor personería a los partidos podría dar más participación a los ciudadanos –señala Vela–. Pero tanto partido puede confundir a la gente, se puede convertir en un tema personalista”.

El coordinador asegura que cada movimiento se empieza a relacionar con un rostro y no con una idea política clara.

Por otro lado, para el consultor y estratega político Álvaro Benedetti, la política en Colombia es altamente personalista.

“Los liderazgos tienden a ser individuales y eso juega en detrimento de los partidos –explica Benedetti-. Creo que no ha habido una disciplina fuerte de partidos. Lo que quiso la Constitución fue darle la libertad a los ciudadanos de unirse en torno a facciones, ideologías y que no se restringiera a la tradición electoral de bipartidismo. Pero el personalismo hace parte esto de la cultura política”.

El experto considera que un impacto negativo en este incremento de partidos puede traer, una vez en el poder, que cada día sea más difícil tomar decisiones asociadas a lineamientos programáticos que contribuyan al desarrollo de las políticas públicas.

La personería jurídica implica que un movimiento se convierte en partido político reconocido, lo cual le permite tener acceso a financiación estatal, participar en medios y entregar avales.

Podría interesarle: Los exmandatarios que quieren regresar al poder en sus ciudades y regiones

Un caso reciente de reconocimiento como partido fue el del alcalde de Medellín, Daniel Quintero, con Independientes.

Quintero solicitó la personería jurídica argumentando que el senador Alex Flórez y el representante David Toro fueron elegidos en las listas del Pacto Histórico, pero representando a su movimiento (el mismo que lo llevó a la alcaldía).

“Es así como la gente no sabe qué representa en cuanto a ideología política el movimiento Independientes –aclara Vela–. Solo votan por Daniel Quintero, y lo mismo pasa con Nueva Fuerza Democrática, donde votan es por Andrés Pastrana”.

Más allá de la participación política que siempre será vital para el debate político, los expertos creen que se debe vigilar la venta de avales, escenario que ya se ha visto antes en diferentes escenarios, como el escándalo de otorgar espacios destinados para las comunidades afro a personas que no lo son y así también con los movimientos indígenas.

También se han dado casos de entregas a políticos cuestionados y también denuncias de cobros o favores políticos para ingresar a los partidos.

El coordinador de la MOE sostiene que ya se empiezan a ver zonas donde hay hechos para revisar.

Uno de esos casos es Cundinamarca, departamento donde la participación está marcada por estos nuevos partidos.

“Es algo para revisar, no tenemos pruebas para acusar a nadie, pero es importante identificar el comportamiento de los avales –advierte Vela–. Hemos visto que hay candidaturas en Cundinamarca con el aval de un partido afro en Atlántico o del mismo Independientes, que se supone está en Medellín. Es una práctica que ya se ha visto y los partidos deben tener unos filtros claros”. 

Lea también: Panorama del hurto de motocicletas en Colombia: ¿sabe cuáles son las que más roban?

Caída en la recolección de firmas

Mientras que por un lado creció la conformación de partidos, la inscripción de Grupos Significativos de Ciudadanos (recolección de firmas) cayó.

En las pasadas elecciones las inscripciones mediante este recurso fueron 2.361; para este año, 1.402, es decir, solo el uno por ciento lo hizo bajo esta figura.

“Es una figura que se utiliza para mostrarse como independiente –explica Vela–. Aunque hemos visto que con los años se ha utilizado más para hacer campaña mucho antes de los tiempos establecidos, porque las campañas arrancaron ahora en julio, mientras que quienes recogen firmas lo están haciendo desde el año pasado”.

Vela sostiene que esta figura ha sido utilizada por políticos para empezar sus campañas antes de los tiempos estimados y luego reciben el aval de los partidos para el cargo que aspiran, coaliciones que también pueden llegar a confundir a los votantes.

Para reafirmar esta teoría, la MOE registró que un total de 274 personas en el país se presentaron bajo esta figura, pero finalmente 162 lanzaron sus candidaturas por coalición.

“Es casi imposible no verse representado en 35 partidos –reclama Vela–. Esta figura lo que hace es dar más visibilidad, ese número tan alto nos da a entender que lo usan es de campaña”.

Le recomendamos: Así fue la explosión que hace 67 años marcó el renacimiento de Cali

Benedetti, en cambio, considera que la figura de la recolección de firmas está muy lejos de desaparecer.

“Es un incentivo para quienes no encuentran cabida en los partidos y que tengan la oportunidad –señala el experto–. Los partidos, en ese sentido, tienden a ser fábricas de avales, o tienden a ser muy selectivos en a quién se le otorga el aval. Dicho esto, no creo que haya en el panorama esa posibilidad de que los registros se supriman, pues hay gente, varios líderes políticos, que ha sabido competir a través de firmas”.

No obstante, el experto señala que es desafortunado que el sistema permita la atomización política, pues esta dispersión podría llegar a confundir a los votantes.

“Es muy desafortunado que en Colombia no exista una disciplina de partidos –considera Benedetti–. La política en Colombia es altamente personalista y eso va en detrimento de la cultura programática y de fortalecimiento de políticas pública en el poder”.

Uno de los retos para estos nuevos partidos será de cara al umbral que deben afrontar en las legislativas del año 2026.

Expertos sostienen que muchos acudirán a las coaliciones para mantener su personería, pero esto, de nuevo, será ambiguo para el votante y seguirá generando confusión, pues cada vez son más los partidos que se crean bajo la figura de un líder y poco se conoce de su posición política. 

MIGUEL ÁNGEL ESPINOSA BORRERO

Redactor de NACIÓN

EL TIEMPO

En Twitter: @Leugim40

Más noticias de Colombia

Socializan avances y acciones para mitigar la erosión costera en La Guajira

Atención: Ilesos los pasajeros de avioneta que se accidentó en Yopal, Casanare

Capturan en Santa Marta a albanés con circular roja en 180 países por narcotráfico







Source link

Pablo Sanchez

Sumergido en el vasto mar de las palabras y esculpiendo historias como un artesano, soy Pablo Sánchez, un Artesano de la Escritura Digital que transforma ideas en relatos cautivadores. Mi formación en la Universidad Pompeu Fabra me brindó el cincel del conocimiento. Como un orfebre de letras, mis escritos se despliegan desde los escenarios de eventos internacionales hasta los entresijos de la política, desde las aulas de educación hasta las luces del entretenimiento y las maravillas del medio ambiente. Cada palabra es una pincelada de autenticidad, tejida con el hilo de la transparencia. Acompáñame en este viaje donde las letras se convierten en notas de un concierto de conocimiento, donde la política comparte escenario con la educación, donde la diversión se entrelaza con la conciencia ambiental y donde cada página es un lienzo en blanco para crear mundos de imaginación.

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button