Deportes

Medvedev y el duro desafío de ganar a Alcaraz: “Si no pones el turbo…” – MUNDO DEPORTIVO


Gilles Cervara, el entrenador de Daniil Medvedev e impulsor del ruso hacia la cúspide del tenis mundial, habla relajado y con pausa, disfrutando de la sombra de una sofocante tarde, sobre el momento de su pupilo, dispuesto a abordar todos los temas. Pero se acelera cuando aparece el de Carlos Alcaraz. La pasión del estudioso del tenis que aprecia todo lo que significa el fenómeno y la preocupación al mismo tiempo del que lo ha sufrido y sufrirá. 

“¿Cómo preparar un partido contra Alcaraz? Es una pregunta difícil…”, empieza diciendo el técnico francés, como si alguien en ese momento le hubiera puesto en un compromiso. Tiene una larga y argumentada respuesta por delante. Sólo, que está cogiendo carrerilla. Saca las dos manos para empezar a enumerar puntos con el ilustrativo gesto de los dedos, como el que se siente agobiado y empieza a recitar pegas.

Cervara, artífice del ascenso de Medvedev

Getty Images

“Mira, tienes que jugar más rápido, más profundo, más cerca de la línea, tienes que ser más fuerte, todo tiene que ser mucho mejor. Y estar preparado para todos sus partidos porque él quiere jugar muchos partidos, tiene muchas habilidades. Tienes que estar listo para todo, como para su saque y volea. Tienes que ser reactivo y sentir que él puede hacerlo en ese momento. Eso te hace cambiar tu posición o dónde pongas el resto. Y algunas veces no sólo puedes esperar, porque en cualquier momento puede acelerar y ponerte en problemas”, expone Cervara a MD.

“La última vez que entrenamos con Carlos (en Toronto), parece como si tuviera 10 velocidades en su juego, mientras el resto de jugadores sólo tienen 5 o 6. Me dio la sensación que él puede elegir cualquier velocidad, y tan pronto como quiera poner, por ejemplo, la octava, él sólo pulsa el botón y hace un golpe increíble. Es simplemente una locura”, advierte el entrenador del número 3 del mundo.

“Para ganar a Alcaraz todo tiene que ser mucho mejor” 


Gilles CervaraEntrenador de Daniil Medvedev

De alguna manera, sabe Gilles Cervara que le ha surgido un problema y no poco complejo con Carlitos a Daniil Medvedev, aunque en el podio del tenis mundial intentando hacerse su sitio ante el líder de la generación que emerge y el de la que perece, justo tras Alcaraz y Novak Djokovic en el ranking y con la cierta impresión, entre los más exigentes, de que, entre su irregularidad y la imponente y fulgurante irrupción del murciano y algún que otro imprevisto, no ha continuado lo que parecía empezar hace dos años con dos acontecimientos que le presentaban con el esperado rebelde que forjara la nueva era.

Hace casi justo dos años, en un US Open cuyo cuadro principal dará inicio la semana que viene, Medvedev ganaba y desesperaba en la final a tres sets a Novak Djokovic (6-4, 6-4 y 6-4), esclavo el serbio de un servicio infalible, impotente ante una especie de espejo, un correoso jugador que se deslizaba como él sobre la pista dura dando respuesta a todo y clavando el aguijón con sus punzantes golpes planos en el momento justo.

Resultados tras el US Open de 2021

Medvedev en los Grand Slam

-Open de Australia 2022: final (Rafa Nadal, 2-6, 6-7, 6-4, 6-4 y 7-5)

-Roland Garros 2022: octavos (Marin Cilic, 6-2, 6-3 y 6-2)

-Wimbledon 2022: no participó 

-US Open 2022: octavos (Nick Kyrgios, 7-6, 3-6, 6-3 y 6-2)

-Open Australia 2023: tercera ronda (Sebastian Korda, 7-6, 6-3 y 7-6)

-Roland Garros 2023: primera ronda (Seyboth Wild, 7-6, 6-7, 2-6, 6-3 y 6-4)

-Wimbledon 2023: semifinales (Carlos Alcaraz, 6-3 6-3 y 6-3)

Era una proclamación por todo lo alto de su candidatura a ser el sucesor o uno de ellos de los del Big Three, frustrando además el Grand Slam por el que el serbio tanto había estado suspirado ese año, la salvación del honor de la generación de los 90, primero nacido en esa década -y hasta ahora único-, en levantar un Major derrocando directamente a uno de los miembros del ‘establishment’. Dominic Thiem logró esquivar a todos los del trío de ases en su triunfo en la Gran Manzana en 2020 entre la no participación de Rafa Nadal y Roger Federer y la imprudencia de Novak Djokovic al lanzar a un juez de línea una bola por accidente en su duelo de cuartos ante Pablo Carreño y por la que fue descalificado.

El título de Medvedev se vio acompañado meses después –en junio de 2022-, de su ascenso al número 1, erigiéndose como el único capaz en los últimos 18 años junto a Andy Murray ajeno al mejor trío de la historia en levantar un Grand Slam y alcanzar la cima.





Sin embargo, y aunque con algún contratiempo como algún que otro problema físico y la prohibición a tenistas rusos y bielorrusos a participar en Wimbledon 2022, Medvedev ha carecido de la fiabilidad en los Grand Slam que se le presuponía a la que era la primera alternativa al ‘Big Three’ antes de la aparición a escena de Alcaraz, con esa tan dolorosa final del Open de Australia de 2022 perdida ante la raza de Rafa Nadal tras llegar a dominar por dos sets y break a favor como única jugada en un Grand Slam tras lo del US Open 2021, siempre lejos en los Majors siguientes con los octavos de Roland Garros y el Abierto neoyorquino de 2022 como mejor resultado hasta las esperanzadoras semifinales en la última edición, tan cerca pero a la vez tan lejos cayendo ante un solvente Carlitos en tres sets (6-3, 6-3 y 6-3).

“Después de que ganara, hice esa final contra Rafa, que fue dura, pero entonces no estuve cerca”, reconoce el ruso a MD reflexionando sobre sus resultados en los Majors desde entonces. “Hice octavos, octavos otra vez, y no jugué Wimbledon, pero estuve perdiendo pronto. Para ganar un Grand Slam necesitas jugar a tu mejor nivel, necesitas jugar a tu mejor nivel en dos semanas, y eso a veces no es fácil. Y vas a jugar contra oponentes que quizá vayan a jugar bien ese día. Así que, en general, no he logrado hacerlo, jugar mi mejor nivel en dos semanas. Y probablemente Wimbledon fue el que más cerca estuve y por eso llegué a semifinales. Carlos jugó bien, pero siento que podría haber jugado un poco mejor, traer un poco más de energía en todos los sets y no logré hacerlo”, reconoce Medvedev, con una buena cosecha este año en Masters 1.000 al llevarse los de Miami y Roma ante Jannik Sinner y Holger Rune en las finales.

“En los Grand Slam necesitas jugar tu mejor nivel en dos semanas y no lo he logrado”


Daniil Medvedev

Su entrenador da un gran valor las semifinales de Wimbledon de su pupilo -su mejor resultado de siempre en el All England Club-, y la manera cómo compitió ante Alcaraz respondiendo a la cuestión de lo que le falta a Daniil para repetir victoria en un Grand Slam:

“Jugó con una gran energía contra Alcaraz en esas semifinales. No dejar que el mejor, Carlos, pudiera hacer su juego, que él jugara contra alguien ante el que no pudiera controlar el juego de manera fácil (refiriéndose a Daniil), es muy importante. Para hacerle daño no le puedes dejar jugar. Y cuando digo de no dejarle jugar no quiero decir pegarle a todo porque todo el mundo tiene su propio juego. Tienes que jugar más agresivo, para no dejarle decidir y controlar el juego en cada punto. Él es mentalmente muy fuerte y tiene mucho poder. Juega una locura de rápido pero calmado al mismo tiempo, te obliga a estar por encima de tu 100%”, destaca Gilles Cervara.

Admite de alguna manera también Daniil Medvedev, 2-1 en contra en sus duelos particulares ante el murciano, que la potencia de Carlitos se escapa del control de su tenis más calculador y adaptable para desfigurar las virtudes de cualquiera:

Cara a cara 

Carlos Alcaraz vs Daniil Medvedev 

1

Wimbledon 2021 (tercera ronda) – Victoria de Medvedev (6-4, 6-1 y 6-2) 

2

Indian Wells 2023 (final) – Victoria de Alcaraz (6-2 y 6-2)

3

Wimbledon 2023 (semifinales) – Victoria de Alcaraz (6-3, 6-3 y 6-3)

“Con 17-18 ya tenía mucha potencia, pero todavía no podía controlarla. Sus golpes tienen mucho poder, si nos ponemos a golpear bolas lo más rápido que podamos sus bolas van un 25% más rápido, eso es lo más duro de jugar contra él. Mi punto fuerte es que contra muchos jugadores puedo hacer un golpe tras el cual sé que el suyo no va a ser un ganador. Así que puedo jugar puntos largos, controlar el punto. Pero contra él sé que cada golpe suyo puede ser un winner. Eso es lo duro”, advierte el número 3 del mundo. “Yo no tengo la capacidad de Alcaraz de generar potencia a partir de una bola lenta”, reconoce también Medvedev.

Pero no sólo deberá trabajar el ruso en la estrategia para revertir la dinámica impuesta por Carlitos con sus dos últimas victorias ante él según se deduce de otra valoración de Cervara en su análisis del número 1 de la ATP:

“Antes de hablar cómo vamos a preparar un partido ante él, hay que hablar del nivel al que va te va a poner, el desafío para el juego, físico y mental que supone para cualquier jugado, tienes que incrementar todo en tu juego para ser capaz de competir ante él. Él ha ganado a Djokovic en una final de Grand Slam, algo de lo que sólo ha sido capaz Daniil últimamente, lo que dice mucho”, destaca Cervara. 

“Los jugadores tendrán que construir un juego consistente para ganar a Alcaraz, pero no estoy seguro de si será posible”


Gilles Cervara

“Los jugadores van a tener que construir un juego consistente para ganar a Alcaraz, pero no estoy seguro de si será posible porque hay cosas que se pueden mejorar, pero otras que se tienen o no. Va a ser interesante verle los próximos años porque ganará madurez. El año pasado ya ganaba pero tuvo malos momentos que ha superado y que este año ya no tiene. Sabe cómo prepararse, ha sacado lecciones de los malos momentos”, explica el francés, como incrédulo todavía al fenómeno de Carlos Alcaraz.

A veces, y por muy complejo que resulte domar al murciano, Medvedev encuentra en el dominio de sí mismo su peor enemigo.

En un deporte tan pasional como el tenis, con tal desenfrenado derroche de emociones varias durante un partido, parece en la mayoría de las ocasiones que Medvedev ni siente ni padece, con ese inexpresivo rostro en el que no se distingue tristeza, alegría o euforia ninguna aunque no haya manera de que no las sienta por dentri. Pero, tan regular y lineal en su juego, el ruso puede irse de un extremo al otro y pasar de ser ese impasible hombre de hielo a ese temperamental de fuego que arde en ciertos momentos con ciertos prontos de genio que incluso se traducen en gestos hacia el público. Cervara aborda el tema sin paños calientes:

Daniil Medvedev, campeón del US Open de 2021

Ap

“Por supuesto que estas actitudes importan. Tienes que poder controlar las emociones, controlarte cuando te vuelves loco. Para todos los atletas en todos los deportes y todos en la vida, poder controlar las emociones es parte de la vida. Todo el mundo puede sentir en su vida que si tus emociones toman el control de ti, tú perderás el control de la situación”, reflexiona el técnico, más reticente a hablar de los aspectos concretos de la mentalidad que tiene que mejorar Medvedev:

“Es difícil hablar de esto en una entrevista, no quiero decirlo. Es como hablar sobre una parte de las debilidades, no quiero hablar de esto”, señala, breve pero amable al mismo tiempo, Gilles Cervara.

Al margen de esa necesidad de un mayor dominio, en la mente de Medvedev yace incrustado según John McEnroe, como si fuese una especie de trauma, el infausto recuerdo de la final del Open de Australia de 2022 perdida contra Rafa Nadal, que ese redefinió para ensalzarlo aún más el concepto remontada ante el ruso rebelándose contra dos sets en contra y tres bolas de break abajo en la tercera manga (3-2 y 0-40) para acabar estampando un 2-6, 6-7, 6-4, 6-4 y 7-5 en 5 horas y 24 minutos.





“Para mí, él nunca se ha recuperado de esa final del Open de Australia perdida tras ir dos sets a 0 el año pasado”, advirtió el estadounidense en declaraciones recogidas por Sports Keeda. Una derrota como esta puede realmente contaminar tu mente durante mucho tiempo a veces. Yo perdí la final de Roland Garros de 1984 contra Ivan Lendl y todavía no me he recuperado. Tengo la impresión de que para Daniil esa fue una difícil de digerir”, subrayó el 7 veces campeón de Grand Slam.

Lejos de seguir lamentando aquello un año y medio después, Cervara resalta el impacto positivo de esa final en el Daniil Medvedev actual:

“Daniil iba ganando dos sets a 0, pero no estaba en juego por encima de Rafa, que ganáramos el segundo set fue un pequeño milagro, él es quien debería haberlo ganado. Cuando estás dos sets a 0 y tienes 3 puntos de break en el tercero estás cerca de cerrar el partido, pero nunca está listo y especialmente contra este tipo de jugadores. Aprendió de ello y por supuesto que lo está aprovechando. Es una gran lucha e incrementas tu nivel y experiencia y cuando tengas que jugar otra final ya lo tienes en la sangre y el cerebro y sabes cómo manejar mejor esa situación”, remarca Cervara.

“Daniil aprendió de la derrota contra Nadal en la final del Open de Australia de 2022”


Gilles Cervara

Medvedev, que venía de alzar el US Open de 2021, perdió una gran ocasión en esa final de lograr lo que nadie ha conseguido todavía en este siglo XXI, que un jugador que no sea Rafa Nadal, Novak Djokovic o Roger Federer gane dos Grand Slam consecutivos. El último diferente que lo hizo fue Andre Agassi, al encadenar el US Open de 1999 y el Open de Australia del 2000. Carlos Alcaraz podría ser el siguiente y primero de este siglo si vuelve a reinar en Nueva York después de hacerlo en Londres.

Pero Medvedev, consciente de que también lo necesita para tumbar a Carlitos, está también enfocado en su, cuanto menos, peculiar juego. Aunque eso ya es cuestión de gustos, el ruso ha sido a veces cuestionado por su poco ortodoxo juego por sus rarezas.

Sin embargo, la belleza del tenis descansa también en jugadores como Daniil Medvedev que no siguen lo habitual, con las extravagancias en su juego a su manera exóticas, como esa derecha plana con la que tan difícil es tratar con la casi en desuso además empuñadura continental. O su capacidad para hacer restos profundos con una posición tan retrasada en la cancha y con un golpe plano.





“Daniil lo puede mejorar todo”, destaca Gilles Cervara. “Hay muchos pequeños detalles para mejorar, cada parte del juego: ser más eficiente en el servicio, tener un mejor porcentaje durante todo el partido y lo mismo con el resto, poder atacar al resto. También mejorar el revés paralelo, golpear la bola antes en los intercambios, hacer un mejor cortado, ir a la red y finalizar, estar listo tras un buen golpe… ¿Alguna área específica en la que estemos centrados? Todo eso son áreas específicas”, analiza el entrenador de Medvedev, obligado sobre todo a mejorar en tierra.

Pero ahora, la superficie fetiche y el torneo predilecto del ruso, el US Open, escenario de proclamación de los herederos del Big Three. Ahí está su simbólica victoria de 2021, la del año pasado de un Carlos Alcaraz que con su fugaz ascenso parece haber arrebatado al jugador de Moscú el estatus de primer sucesor del intocable tridente, casi reducido ya a Novak Djokovic con la retirada de Roger Federer y la de Rafa Nadal en el horizonte.

Su ambición, reencarnar el Medvedev de 2021 para recordar que esto no es un debate a solas entre Nole y Carlitos, un desafío para el ruso tan repentino como complejo. Lo que más, la velocidad de vértigo del murciano. “Claro que Daniil está preparado para ganar a Alcaraz”, destaca Gilles Cervara. “Pero para hacerlo, Alcaraz te pide poner el turbo en tu energía. Si no, no tendrás oportunidad”. 

Lee también



Source link

Javier Medina

Navegando por la vastedad de la información con la destreza de un orfebre de palabras, soy Javier Medina, un Hábil Artesano del Contenido Web que esculpe historias con el poder de las letras. Mi formación en la Universidad Pablo de Olavide me dotó de la paleta del conocimiento. Como un alquimista literario, mis escritos se despliegan desde las entrañas de las organizaciones internacionales hasta los vericuetos de la ley internacional, desde las canchas deportivas hasta los engranajes de la economía y el desfile de la moda. Cada palabra es un trazo de autenticidad, entrelazado con el hilo de la transparencia. Acompáñame en este viaje donde las letras danzan con gracia, donde la ley y el deporte entrelazan sus hilos, donde los números económicos se desvelan con elegancia y donde cada página es una ventana a un mundo de conocimiento tejido con pasión.

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button