Ley Internacional

¿Está llena de fascistas la Argentina? – El Argentino Diario


Por Mariano Pacheco (@Pachecoenmarcha)

“A los fascistas no se les discute, se los combate”. La consigna es por demás conocida y ha circulado mucho por redes sociales después de las elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y obligatorias del pasado 13 de agosto.

Pero cabe preguntarse: ¿son todos fascistas los votantes de Javier Milei? Si así fuera, la batalla estaría perdida de antemano. Pero el análisis concreto de la situación concreta que atraviesa el país, no parece dar como resultado un proceso de fascistización de la sociedad argentina. Incluso cuando la derecha pareciera haber conquistado su mayor influencia social, sin mediación de golpes militares, el “voto Milei” no tiene por qué ser identificado de manera directa con un odio hacia una otredad (sean judíos, negros, diversidades sexuales, mujeres feministas, comunistas, indígenas, piqueteros…) en nombre de algún tipo de superioridad (como en la Alemania nazi lo fue la raza aria), sino que allí anidan –al igual que en un gran porcentaje de esa masa enorme de ciudadanos que optaron por no ir a votar– una mezcla de factores: la frustración y enojo por la ya casi una década de pérdida de poder adquisitivo; la pauperización generalizada de la vida; la dificultad extendida en toda la sociedad por terminar de procesar qué nos ha pasado durante los tiempos de encierro producto de la pandemia; la ausencia (hasta ahora) de propuestas que se presentaran en el escenario político nacional como una opción a futuro, no sólo en términos de abordar el gran cúmulo de problemáticas no resueltas por este gobierno y el anterior, sino también, en tanto imágenes de otras vidas posibles. Esto último, de lo que también Milei carece, es sin embargo contrarrestado por La libertad avanza en términos de claridad a la hora de hacer sentir el crujido del león.

El Argentino

¡El diario para todos y todas!
https://videos.files.wordpress.com/UUyt7YHR/wp-1686899579680.mp4

Ese grito de “No” frente a lo existente (en sus variantes de “derecha” e “izquierda”, es decir, de quienes vienen gobernando en los últimos años) y la capacidad de ponerle nombre tanto a ese malestar (la “casta política” como responsable de todos los males) como a quien expresa las expectativas de cambio con firmeza (“soy yo quien le va a poner fin al kirchnerismo”), es lo que viene surtiendo resultados eficaces. En un mundo poblado por imágenes y personalidades, Milei fue el único que se venían preparando desde hacía tiempo, tanto en términos de imágenes destructivas (“quemar el banco central”) como propositivas (él mismo como candidato). Obviamente entre las filas de este emergente (al igual que una franja importante de votantes de Juntos por el Cambio) aparecen negacionistas de las atrocidades del terrorismo de Estado llevado adelante por las Fuerzas Armadas durante la última dictadura o el odio clasista, racista y patriarcal hacia los pobres, indígenas, mujeres, laburantes y orientaciones existenciales que se salen de la norma heterosexual, así como a sus variantes de su organización política, sean feministas, peronistas, kirchneristas o de izquierda, pero no parece ser ese el elemento central y masivo del voto que se expresó en las PASO. Dar cuenta de esto resultará fundamental de cara a octubre.

Las opiniones expresadas en la presente nota de opinión y/o análisis son las de los autores. No pretenden reflejar las opiniones de El Argentino Diario o de sus integrantes. Las denominaciones empleadas en la misma y la forma en que aparecen presentados los datos que contiene no implican, de parte de El Argentino Diario juicio alguno sobre la información y/o datos y/o valoraciones aquí expuestas.

El Argentino

¡El diario para todos y todas!
https://videos.files.wordpress.com/UUyt7YHR/wp-1686899579680.mp4



Source link

Javier Medina

Navegando por la vastedad de la información con la destreza de un orfebre de palabras, soy Javier Medina, un Hábil Artesano del Contenido Web que esculpe historias con el poder de las letras. Mi formación en la Universidad Pablo de Olavide me dotó de la paleta del conocimiento. Como un alquimista literario, mis escritos se despliegan desde las entrañas de las organizaciones internacionales hasta los vericuetos de la ley internacional, desde las canchas deportivas hasta los engranajes de la economía y el desfile de la moda. Cada palabra es un trazo de autenticidad, entrelazado con el hilo de la transparencia. Acompáñame en este viaje donde las letras danzan con gracia, donde la ley y el deporte entrelazan sus hilos, donde los números económicos se desvelan con elegancia y donde cada página es una ventana a un mundo de conocimiento tejido con pasión.

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button