Política

Gustavo Petro sella “una alianza estratégica” con Alexandria Ocasio-Cortez – EL PAÍS

[ad_1]

Alexandria Ocasio-Cortez y otros cuatro congresistas de Estados Unidos han concluido este lunes, en Bogotá, una gira de ocho días por América Latina. Se han reunido con el presidente de Colombia, Gustavo Petro, quien celebró el encuentro como el inicio de “una alianza estratégica en función de la vida de la humanidad y la naturaleza”. Pertenecientes al ala más progresista del Partido Demócrata, los parlamentarios del país norteamericano han culminado así una serie de reuniones con algunos de los principales presidentes de izquierdas de Sudamérica. Antes de Petro, se habían fotografiado con los mandatarios de Brasil y Chile, Luiz Inácio Lula Da Silva y Gabriel Boric.

Los focos de atención han estado puestos en Ocasio-Cortez, una joven congresista que electrizó a Washington en 2019, cuando llegó al Capitolio como representante por Nueva York. De 33 años y ascendencia puertorriqueña, pasó de trabajar como camarera en una taquería de Manhattan a ser una de las parlamentarias más visibles de la oposición al expresidente Donald Trump. Convertida en un fenómeno de masas, ha sido un altavoz para propuestas como el desmantelamiento de la policía migratoria y un impuesto de 70% para los ingresos superiores a los 10 millones de dólares. Reivindica al sector más izquierdista del Partido Democráta y sigue la estela del veterano senador Bernie Sanders, quien envió a su jefa de asesores para representarlo en esta gira.

“De todos los países que hemos visitado, Colombia es, por lejos, el que tiene un contexto político más complejo”, dijo Ocasio-Cortez el domingo, en un mensaje en Instagram. Según ella, los medios estadounidenses han construido una imagen de Colombia vinculada al narcotráfico, las guerrillas, los paramilitares y la violencia. No han profundizado en las causas del conflicto armado y en la responsabilidad que, para ella, tiene el país norteamericano en sus orígenes. “Deberíamos preguntarnos. ¿Qué tan eficiente ha sido invertir miles de millones [de dólares] en operaciones altamente militarizadas, en vez de utilizarlos en la sociedad civil?”, cuestionó.

La representante neoyorquina señaló el rol de su país en sucesos históricos como la masacre de las bananeras de 1928, que acabó con la vida de un número todavía indeterminado de trabajadores que protestaban por sus condiciones laborales. “Estados Unidos, caracterizándolos como parte de una revuelta comunista, empujó por la intervención a favor de la United Fruit Company”, remarcó. Asimismo, criticó el Plan Colombia, un acuerdo de lucha contra las drogas que firmaron las administraciones de Bill Clinton y Andrés Pastrana a fines de los años 90 y que está señalado como una de las causas del recrudecimiento de la violencia. “Los incentivos financieros para asesinar guerrilleros llevaron a los militares colombianos a matar miles de personas inocentes”, declaró en referencia a las ejecuciones extrajudiciales que las Fuerzas Armadas hicieron pasar como bajas en combate durante el Gobierno de Álvaro Uribe (2002-2010).

“Estados Unidos ha contribuido a la inestabilidad en América Latina”

Newsletter

El análisis de la actualidad y las mejores historias de Colombia, cada semana en su buzón

RECÍBALA

La delegación está compuesta también por Joaquín Castro (Texas), Nydia Velázquez (Nueva York), Greg Casar (Texas) y Maxwell Frost (Florida). Todos han sorprendido por ser de origen latino y hablar español con fluidez, según contó Ocasio-Cortez durante la visita a Chile. Como ella, no han tenido reparos en denunciar una y otra vez que su país es responsable de varios de los problemas que enfrenta la región. “La política exterior de Estados Unidos ha contribuido con demasiada frecuencia a la inestabilidad en América Latina y nosotros deberíamos proteger la democracia, en lugar de apoyar golpes de Estado”, dijo Casar en el comunicado con el que anunciaron el sábado la llegada a Colombia.

Los congresistas demócratas han contrastado con la delegación predominantemente republicana que visitó Colombia hace unas semanas. Entonces, las reuniones fueron con figuras como el director de la Policía, William Salamanca. “La delegación visitó las instalaciones de la Policía Nacional, donde asistió a demostraciones de entrenamientos y a una presentación sobre un laboratorio de pasta base de coca”, se lee en un comunicado de julio. Los demócratas, en cambio, se han reunido con figuras como la vicepresidenta y ministra de Igualdad, Francia Márquez; el alto comisionado para la Paz, Danilo Rueda; y los jefes de las carteras de Medio Ambiente y de Minas y Energía, Susana Muhamad y Andrés Camacho.

Ocasio-Cortez y sus compañeros han buscado desmarcarse de la narrativa del mes pasado, que enfatizó en “la creciente influencia del Partido Comunista de China en América Latina”. Han asegurado que quieren dejar atrás la conducta de dar consejos no solicitados y que, en cambio, buscan escuchar sobre las experiencias latinoamericanas en desafíos comunes, como el auge de la extrema derecha y la amenaza que supone para la democracia. El representante Castro, por ejemplo, resaltó al inicio de la visita que “una mentalidad de la Guerra Fría” había dañado la relación de su país con América Latina en las últimas siete décadas. “Este enfoque ha sido contraproducente y ha obstaculizado nuestra diplomacia, provocando que muchos de nuestros vecinos desconfíen de la participación estadounidense y socavado los posibles avances en materia de desarrollo”, dijo.

Mauricio Jaramillo, profesor de Relaciones Internacionales de la Universidad del Rosario, señala por WhatsApp que la visita refleja la sintonía entre el Gobierno de Petro y el Partido Demócrata. Para el experto, el presidente colombiano sintoniza bien con el sector de Ocasio-Cortez por haber hecho de la transición energética una de sus principales banderas de Gobierno. “Es el que más ha insistido en el tema de la Amazonía. Más que Lula, Boric, o López Obrador [en México]”, comenta Jaramillo. Además, apunta que la figura de Francia Márquez, como mujer afro y lideresa social, es especialmente atractiva entre los progresistas estadounidenses. “Una de las responsables de que Colombia hoy tenga una muy buena relación con Estados Unidos es Francia Márquez”, agrega el profesor.

El viaje de los representantes estadounidenses estuvo patrocinado por el Centro de Investigación en Economía y Política (CEPR, por sus siglas en inglés), laboratorio de pensamiento con sede en Washington. En Colombia, además de las reuniones con ministros, incluyó un encuentro con miembros de la comunidad indígena y afrocolombiana, diálogos con congresistas colombianos y visitas a la sede local del Instituto para la Paz de Estados Unidos y al Centro de Memoria, Paz y Reconciliación.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS sobre Colombia y reciba todas las claves informativas de la actualidad del país.

[ad_2]

Source link

Pablo Sanchez

Sumergido en el vasto mar de las palabras y esculpiendo historias como un artesano, soy Pablo Sánchez, un Artesano de la Escritura Digital que transforma ideas en relatos cautivadores. Mi formación en la Universidad Pompeu Fabra me brindó el cincel del conocimiento. Como un orfebre de letras, mis escritos se despliegan desde los escenarios de eventos internacionales hasta los entresijos de la política, desde las aulas de educación hasta las luces del entretenimiento y las maravillas del medio ambiente. Cada palabra es una pincelada de autenticidad, tejida con el hilo de la transparencia. Acompáñame en este viaje donde las letras se convierten en notas de un concierto de conocimiento, donde la política comparte escenario con la educación, donde la diversión se entrelaza con la conciencia ambiental y donde cada página es un lienzo en blanco para crear mundos de imaginación.

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button
[xyz-ips snippet="footer"]