Ley Internacional

Un “alivio penal” para el ‘procés’ – Crónica Global


Domingo de transición entre una negociación y otra. La investidura es ahora el gran punto filipino, la cuestión sobre la que pivota la actualidad política nacional. La “idea” de los independentistas es aparecer como duros interlocutores dispuestos a precipitar una repetición electoral si no se les hace caso en todo, letra a letra y punto por punto. Hay una competición tremenda entre ERC y Junts per Catalunya (JxCat) por ver quién es más severo con el PSOE, más difícil de convencer, más fiel a las esencias del 1-O y en defensa de los “represaliados”.

La secretaria general de ERC, la señora Marta Rovira, refugiada en Ginebra, sigue con las apelaciones a la unidad, al frente común. Parece ser que no recuerda la salida de Junts del Govern o las broncas porque ERC pactó con el PSC en la Diputación de Barcelona y Junts no. Los políticos tienen oceánicas lagunas en su memoria. En cuanto a Junts, la señora Miriam Nogueras reclama que la amnistía alcance a Laura Borràs, quien al parecer pagó a un colaborador de la Institución de las Letras Catalanas por la vía de sus dídimos a mayor gloria de la “nació”.

Y en el PSOE cunde el pragmatismo, según informa El País. “Sánchez asume que debe buscar un alivio penal al procés“, apunta el titular principal del referido diario. La crónica es de Carlos E. Cué y Xosé Hermida y de ella destacan estos fragmentos: “La reforma de la sedición y la malversación, que hizo el Gobierno con una amplia mayoría del Congreso a finales de 2022 para intentar resolver el problema de estos segundos niveles, no funcionó como se esperaba. El Tribunal Supremo interpretó que no valía para el procés y mantuvo la acusación de malversación agravada para Puigdemont, por ejemplo, aunque le retiró la de sedición. Decenas de independentistas tienen en el horizonte duras condenas y costes patrimoniales importantes. Y ahí se sitúa el corazón de la negociación que viene. (…) El PSOE y Sumar deben resolver esta complicada madeja de las penas del procés, en la que ya se estrellaron en 2022, con un gran coste político. Ahora, con una novedad, insisten en la coalición progresista: los españoles han votado tras los indultos, las reformas de la sedición y malversación y los acuerdos con EH Bildu. La derecha ha hecho mucha campaña con eso. Y aun así, el PSOE ha subido un millón de votos y ha ganado en Cataluña, donde Sumar ha sido segundo. “Hicieron un plebiscito, y lo perdieron”, resumió Sánchez el miércoles ante sus diputados. Así que la legitimidad política para esta negociación es total, insisten en el PSOE“.



Portada de ‘El País’ del 20 de agosto de 2023

Siguen Cué y Hermida: “También son evidentes los límites: el PSOE no acepta un término como amnistía, que algunos dirigentes independentistas consideran innegociable. Tampoco un referéndum de autodeterminación, la otra gran demanda, aunque en este caso tanto Junts como ERC parecen haberle puesto sordina ante la evidencia de que el marco legal no lo permite. A lo que sí parece dispuesto el Ejecutivo en funciones es a buscar fórmulas para “desjudicializar” el conflicto en Cataluña, la palabra suave que se ha buscado para hablar de reducir las penas de los implicados en la mayor crisis política española en los últimos años. Las dificultades son grandes. Hay discusión entre los juristas sobre la constitucionalidad de una medida de carácter general, similar a una amnistía. Y además se enfrenta a una casuística muy variada en los procesos pendientes, desde personas que colaboraron de alguna forma en el referéndum ilegal del 1-O hasta los implicados en incidentes de protesta por las condenas a los líderes del procés. Pero existe un espacio de negociación. PSOE y Sumar, con el apoyo de los nacionalismos vasco y gallego, están dispuestos a buscar soluciones jurídicas para cerrar de alguna manera el capítulo judicial, seis años después. Ahora vendrán semanas delicadas para bajar a la tierra jurídica los discursos políticos. El PSOE admite que ya ha empezado a estudiar fórmulas, y Sumar —algunos de cuyos dirigentes se han manifestado a favor de manera pública— ha creado un grupo de trabajo para elaborar una posible propuesta. Eso sí, sea cual sea la fórmula pactada, si llegara a producirse, los jueces tendrán la última palabra para decidir cómo aplicarla”.

Párrafos después, la pieza señala que “la negociación para la Mesa del Congreso ha permitido construir algo más de confianza, admiten desde ambos lados, pero aún queda muchísimo. El propio Puigdemont ha insistido públicamente en esa idea de la desconfianza, que, según admiten varios dirigentes, es el gran problema de fondo. Y hay otro punto importante: el reconocimiento político a Puigdemont. La posibilidad de que alguien del PSOE al máximo nivel —Cerdán es el más probable— tenga que viajar a Bruselas para encontrarse con él es un asunto muy delicado, pero no se puede descartar en las próximas semanas. En Sumar asumen que deberán ofrecer un gesto así”.


Cómo decíamos en las primeras líneas de la revista, “Junts incluye a Laura Borràs en su petición de amnistía para los delitos del procés“, según el titular de El Periódico. La nota viene con la firma del rotativo y señala: “La portavoz de Junts x Catalunya en el Congreso, Miriam Nogueras, ha pedido la celebración de un referendum y una amnistía que incluya a la expresidenta del Parlament, Laura Borràs, condenada por amañar contratos públicos durante su etapa al frente de la Institució de les Lletres Catalanes. En una entrevista a la Agència Catalana de Notícies (ACN), Nogueras sostiene que es el PSOE quien “necesita los votos” y quienes “se tiene que mover” para facilitar la celebración de un referéndum en Cataluña. Horas después del pacto que ha facilitado la elección de Francina Armengol como presidenta de la Cámara baja, Nogueras reivindica que son “el único partido que nadie duda de qué lado de la mesa está”, frente, a su juicio, a la estrategia seguida por los republicanos hasta ahora. Y que “esta negociación va absolutamente desligada de la investidura” y que su partido “no fía” y que “se paga por adelantado””.

Pues vaya novedad. Entre tanto, Puigdemont ha decidido salir de la guarida, no sin cierto recelo a pesar de que no pesa ninguna orden de detención en su contra fuera de España. “Aragonès, Puigdemont y Pujol se verán en Francia el lunes“, titula al respecto Crónica Global. Escribe Gerard Mateo: “El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, y sus antecesores Carles Puigdemont, Jordi Pujol, José Montilla y Quim Torra coincidirán este lunes en el sur de Francia con motivo de un acto de la Universitat Catalana d’Estiu (UCE) en la abadía de Sant Miquel de Cuixà, en Codalet, que conmemora el 50 aniversario de la muerte del compositor Pau Casals. Puigdemont llegará sobre las doce de la mañana a la abadía y no atenderá a la prensa “ni antes ni después del acto”, según ha informado la oficina de prensa del expresidente catalán huido a Bélgica. El viaje de Puigdemont a Francia se produce cuando el expresidente catalán permanece a la espera de la resolución sobre las euroórdenes que debería emitir el juez instructor del caso procés, Pablo Llarena. Pero el magistrado esperará a que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) se pronuncie sobre las medidas que planteen el expresident y el exconseller Toni Comín en sus recursos (tienen dos meses para presentarlos) para restablecer su inmunidad como europarlamentarios”.

No consta en las previsiones ninguna deposición del expresidente fugado.

Mientras los interesados en la investidura de Pedro Sánchez velan armas para la nueva y definitiva negociación, El Español recoge una encuesta que apunta que “Un 77%, incluida la mitad de votantes del PSOE, en contra de conceder la amnistía a Puigdemont“. También señala en el sumario que “Más de dos tercios, incluido el 40% de socialistas, rechaza que el catalán sea oficial en la UE y las instituciones”. El texto, que firma Luis Casal, arranca así: “La vertiginosa votación de la Mesa del Congreso el pasado jueves ha planteado la primera foto de una posible mayoría de investidura, una con Junts como llave de las mayorías, pero el precio a pagar por ello podría ser demasiado grande para la izquierda. Un 76,6% de los españoles, incluida la práctica mitad de los votantes del PSOE (46,9%), están en contra de que el Gobierno en funciones maniobre para rearmar una nueva Ley de Amnistía, esta vez respecto a todos los condenados y pendientes de juicio por el procés independentista de Cataluña. Con ella, Carles Puigdemont podría regresar a España sin represalias y completamente resarcido”.

Más sondeos. Según El Independiente, “Las encuestas prevén que Junts ya no sería clave para Sánchez si hay repetición electoral”. Sostiene esa información que el PP ganaría, pero mucho más debilitado mientras que Sánchez podría sumar más de 180 escaños con sus aliados de la pasada legislatura sin tener que recurrir a Puigdemont. El texto es de Ángel Carreño y dice entre otras cosas que “según las últimas tres encuestas publicadas en agosto, aunque Junts mantendría su misma representación, sería irrelevante para tejer un pacto en las Cortes. PSOE y Sumar alcanzarían la mayoría absoluta con sus socios habituales. Hay que reflejar que entre estos tres sondeos no hay ninguna gran encuesta publicada, caso de las que elabora SigmaDos, GAD3 o 40dB. Se trata de una medición de Simple Lógica para eldiario.es -en la que solo se alude a porcentaje electoral- y dos estudios de Electo Panel de Electomanía. Habrá que esperar hasta septiembre para avistar estos primeros sondeos, así como el barómetro del CIS de septiembre. De media, el PP ganaría de nuevo los comicios nacionales. Feijóo lo haría con 131 diputados, seis menos que tras las últimas generales. Asimismo, reduciría seis puntos menos el porcentaje de voto a 32,23%. El PSOE de Sánchez ascendería de 121 y un 31,7% a los 128-129 (32,6%). Eso le permitiría aumentar la suma junto al partido de Yolanda Díaz, que también crecería: Sumar pasa de 31 escaños y el 12,3% a los 35 (13,23%)”.

Y: “Repetirían resultado el BNG, Coalición Canaria y la UPN. Junts quedaría con sus mismos siete diputados y EH Bildu con sus seis, pero ERC y PNV se enfrentarían a la posibilidad de perder uno. Actualmente tiene seis y cinco respectivamente. Como ellos, Vox sería otro de los grandes perjudicados. Pasaría de 33 escaños (12,4%) a 29-30, aunque igualaría el porcentaje de voto. Simple Lógica, en su aportación de resultados porcentuales estima que el PP sería el partido que más quedaría perjudicado tras otro nuevo proceso de comicios. Perdería 1,2 puntos respecto al 23-J. Le seguiría el PSOE con una perdida de medio punto. Los socialistas serían los más votados en intención directa frente al PP: 26,4% vs. 20,3%. Ese medio punto lo recuperaría en 0,4% Sumar, mientras que Vox solo capitaliza un 0,5% del 1,2 que pierde el PP. Menos de la mitad”.



Portada de ‘La Vanguardia’ del 20 de agosto del 2023

La Vanguardia sirve a sus lectores otro apunte demoscópico firmado por Carles Castro con este titular: “¿Cómo sería España sin Catalunya?”. Del texto: “Cómo sería una España sin Catalunya? “Incompleta”, dirían algunos. “Más auténtica”, replicarían otros. La política ficción admite una variedad infinita de escenarios institucionales si el punto de partida se remite a 1640 o a 1714. Pero el escenario electoral es más fácil de imaginar: solo hay que descontar los resultados catalanes de unas cuantas elecciones representativas. Y los desenlaces resultantes –empezando por el del 23-J– serían muy distintos. Por ejemplo, la actual mesa del Congreso no la presidiría una diputada socialista, ya que PP y Vox sumarían mayoría absoluta”.

Tras un pormenorizado repaso por todas las elecciones celebradas en democracia, Castro concluye que “en los comicios del pasado 23 de julio, la ausencia de Catalunya habría llevado a PP y Vox a sumar 162 diputados; nada menos que diez por encima de la mayoría absoluta (que sería de 152 en una Cámara de 302 escaños). Por supuesto, podría argüirse que, sin el contencioso catalán, el discurso territorial de la derecha perdería fuelle. Pero, como demostraron las pasadas municipales de mayo, la alternativa (visiblemente eficaz) podría pasar por resucitar el fantasma de ETA ( que “sigue viva”, según los dirigentes del PP). La divisa del universo conservador parece ser siempre la misma: “No habrá paz mientras no recuperemos el poder”. El problema es que tampoco la hay después”.

Los medios, por lo demás, se centran en la previa de la final del Mundial de fútbol femenino, que la selección española disputa contra la inglesa esta mañana, a partir de las doce.

20 de agosto, santoral: Bernardo de Claraval, Samuel profeta, Filiberto de Noirmoutier, Cristóbal de Córdoba, Leovigildo de Córdoba y Máximo de Chinon.

Noticias relacionadas



Source link

Javier Medina

Navegando por la vastedad de la información con la destreza de un orfebre de palabras, soy Javier Medina, un Hábil Artesano del Contenido Web que esculpe historias con el poder de las letras. Mi formación en la Universidad Pablo de Olavide me dotó de la paleta del conocimiento. Como un alquimista literario, mis escritos se despliegan desde las entrañas de las organizaciones internacionales hasta los vericuetos de la ley internacional, desde las canchas deportivas hasta los engranajes de la economía y el desfile de la moda. Cada palabra es un trazo de autenticidad, entrelazado con el hilo de la transparencia. Acompáñame en este viaje donde las letras danzan con gracia, donde la ley y el deporte entrelazan sus hilos, donde los números económicos se desvelan con elegancia y donde cada página es una ventana a un mundo de conocimiento tejido con pasión.

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button