Deportes

El árbitro trujillano de baloncesto que salta muy alto – Hoy.es


Graduado en Nanociencia y Nanotecnología, en la Universidad Autónoma de Barcelona, con máster en Biomedicina. También posee el máster del Profesorado en la Universidad de Extremadura. Esta formación va unida a su afición al deporte, así como al ajedrez, sin olvidar su faceta política.

Así es el trujillano de 29 años, Fran Fernández Porras que, por segunda temporada consecutiva, estará como árbitro de baloncesto en la categoría nacional de la liga EBA. Esta tarea la compaginará, un año más, con el atletismo, en salto en altura, modalidad con la que ha conseguido diferentes éxitos.

Su faceta arbitral comenzó cuando estaba en Cataluña con sus estudios universitarios. Allí, en 2015, rellenó un documento de la Federación Catalana que ofrecía información para los cursos. Tras pasar esa formación, empezó a arbitrar en categorías inferiores en minibasket. Tras unos meses, pasó a arbitrar los encuentros de infantiles y seguidamente, cadetes. Recuerda que había informadores para valorar las actuaciones.

En 2019, volvió a su tierra natal. Tras los meses más duros de la crisis sanitaria, se fue a estudiar ese máster del Profesorado a Badajoz y retomó su actividad arbitral, de nuevo con categorías inferiores. No obstante, rápidamente ascendió a niveles superiores hasta llegar a la liga Diputación. En la temporada 2021-2022, arbitró en la liga Primera Nacional. Fernández detalla que, ahí, a través de la federación extremeña, se van haciendo informes para evaluar las actuaciones arbitrales. Estos documentos ofrecen una nota y, además, ayuda a analizar los fallos para poder mejorar. Todo ello se une a reuniones mensuales. También hay que pasar test y exámenes, junto a pruebas físicas.

Ascenso a la liga

Tras las buenas actuaciones, el director técnico de árbitros de Extremadura le llamó para decirle que le ascendían a la liga nacional EBA, así como a la Liga Femenina 2. Ese estreno tuvo lugar en la temporada pasada y repetirá este curso. Apunta que, en esta categoría, se hace el mismo seguimiento, pero ya a través de la Federación Española de Baloncesto. También hay un ‘clínic’ al inicio de temporada. En esta ocasión, se hará online. En la actualidad, hay seis árbitros de la región en esta liga nacional, de un total de 181. Sus partidos, normalmente, se desarrollan entre Extremadura y Andalucía.

El árbitro trujillano explica que, en los inicios, tan solo te limitas a pitar unos pasos o unas faltas u otro tipo infracción, pero cuesta tener una visión completa del juego. «Obviamente, si vienes de jugar al baloncesto, es mucho más fácil, pero yo, como mucha gente, cuando jugaba no me sabía bien el reglamento hasta que no empecé a pitar, porque hay que aplicar muchas cosas y conceptos». Fernández Porras recuerda que, como árbitro, «el reglamento es nuestro principal amigo».

Resalta que, según pasa el tiempo, uno se siente más seguro y va dominando cada una de las facetas del juego, cómo colocarse y dónde mirar en cada momento. «La experiencia hace que se gane en confianza en uno mismo». También se aprende a cómo juegan los equipos e incluso a gestionar las protestas y los propios fallos. «Los nervios siempre están presentes, porque es lo que te empuja a hacer algo, pero con el tiempo los sabes gestionar», argumenta.

Los fallos

Fran reconoce que los árbitros, como cualquier persona, se equivocan y «debemos ser los primeros en reconocerlo y ser críticos con nuestros errores para seguir mejorando». Teniendo ese aspecto en cuenta, el objetivo es intentar acertar el mayor número de veces, sostiene. Asimismo, insiste en que, si llega ese fallo o hay muchas protestas por una decisión, hay que ser capaz de continuar arbitrando con el mejor nivel. «Si falla un jugador se puede ir al banquillo, pero nosotros tenemos que estar 40 minutos en el mejor nivel», sostiene.

Con el paso de los años, reitera que la experiencia hace que se gestione mejor las críticas y las protestas de los entrenadores y jugadores. Además, «el reglamento está de nuestra parte». Sobre el público, asegura que no le afecta porque está centrado en el juego y en todo lo que sucede en la pista. Matiza que él solo ha llegado a descalificar a una persona en un partido de minibasket. Fue a un delegado de un equipo.

Centrado en la liga EBA, no se olvida de atletismo. Ya, desde muy joven, se especializó en salto de altura, siendo uno de los mejores de la región. Perteneciente al club CEA Tenerife 1984, esta temporada consiguió quedar en un meritorio tercer puesto en el Campeonato de Extremadura, con un salto de 1,84 metros. No obstante, en este último curso llegó a saltar 1,88 metros.

Explica que, quizá, esta última temporada ha entrenado menos, debido, sobre todo, por preparase las oposiciones. No obstante, esa actividad nunca ha faltado estando presente en diferentes competiciones.

Todo ello lo ha compaginado dando clases. En los últimos meses, también estuvo muy activo en las elecciones municipales formando parte de la lista de Unidas por Trujillo.



Source link

Javier Medina

Navegando por la vastedad de la información con la destreza de un orfebre de palabras, soy Javier Medina, un Hábil Artesano del Contenido Web que esculpe historias con el poder de las letras. Mi formación en la Universidad Pablo de Olavide me dotó de la paleta del conocimiento. Como un alquimista literario, mis escritos se despliegan desde las entrañas de las organizaciones internacionales hasta los vericuetos de la ley internacional, desde las canchas deportivas hasta los engranajes de la economía y el desfile de la moda. Cada palabra es un trazo de autenticidad, entrelazado con el hilo de la transparencia. Acompáñame en este viaje donde las letras danzan con gracia, donde la ley y el deporte entrelazan sus hilos, donde los números económicos se desvelan con elegancia y donde cada página es una ventana a un mundo de conocimiento tejido con pasión.

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button